• Al comprar un ahoyador, lo primero que hay que pensar es en el tipo de suelo donde hay que hacer el agujero. Si queremos agujerear un terreno duro necesitaremos potencia e ir incrementando poco a poco los diámetros hasta el tamaño deseado. Para un terreno blando como un huerto se prestará más la ligereza que ofrecen los motores de menos potencia y así ganar en comodidad. La compatibilidad entre brocas y prolongadores es vital para poder abarcar todo tipo de trabajos.


Factores que hay que tener en cuenta a la hora de comprar un ahoyador:

  • Escoja el diámetro de la unidad en función del trabajo al que se destina
  • Para terrenos duros es importante que sea de gran potencia y compatibilidad de toda la gama de diámetros y alargadores
  • Para terrenos blandos se dará más importancia al peso
  • La disponibilidad de diferentes accesorios facilitará el trabajo a realizar y permitirá darle más usos.
  • El fácil acceso a la bujía y fil
  • ¿El mantenimiento del ahoyador es fácil? El fácil acceso al filtro de aire y a la bujía, así como la tensión fácil de la cadena ahorran tiempo y esfuerzo.
  • Su ahoyador agradecerá que un profesional cualificado realice un mantenimiento regular.